Inicio Noticias Buenas prácticas Valdespartera es cultura

J!Analytics

Valdespartera es cultura

Nuestro proyecto se desarrolló el curso pasado en CEIP de Valdespartera II , y pudo llevarse a cabo con la colaboración y trabajo conjunto de familias, alumnos y docentes plenamente implicados en un proyecto de aprendizaje como este.

La presentación tuvo gran éxito en el Congreso Nacional de contenidos Educativos Digitales y ha logrado el Premio Especial del Publico en los Premios Fundación Telefónica a la Innovación Educativa 2012. Son el 2º premio ( el 1º ha quedado desierto) en los premios otorgados por El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF).

Los verdaderos artífices de este proyecto son los niños de 3 años a lo cuales hemos ayudado a encauzar el trabajo con códigos QR y realidad aumentada, dentro de una metodología caracterizada por el trabajo, pasión, imaginación, tecnología, aprendizaje,… y por ser una experiencia global.

La idea principal era partir de la realidad más próxima de los alumnos como son las esculturas de su barrio para trabajar el arte en 3d a través de códigos QR y realidad aumentada. Para eso hemos utilizado herramientas abiertas a todos los usuarios como Google Sketchup para trabajar en 3d la escultura más representativa de su barrio: la Puerta de la Luz. Gracias a la aplicación Mundo Bakia pudimos asignarle un marcador para poder visualizarlas en realidad aumentada utilizando la webcam de su ordenador de clase.

La siguiente parte del proyecto fue la de crear un mapa interactivo con Google maps. A partir de aquí llegaron aprendizajes como asignar códigos QR con información, links y videos explicativos sobre las esculturas en cada una de las ubicaciones de las mismas.

Además del desarrollo de la competencia digital nos sirvió para desarrollar otros contenidos: descubrieron las formas, los tamaños, las texturas, escribir y leer es parte del proceso, orientación, organizar una excursión, etc.

Para terminar con este trabajo, nada mejor que una excursión para colocar los códigos QR en las esculturas del barrio y hacer participes al resto de vecinos de esta experiencia tan real con herramientas virtuales.